14th - Jun - 2017

Conectividad de IoT y empresa – navegar por la complejidad del mercado

Graphic of a computer with media coming from it

El Mobile World Congress 2017 (congreso mundial de móviles de 2017) marcó un momento en el sector de los móviles donde estaba sucediendo la innovación más tecnológica no solo a nivel de terminales, sino también a nivel de redes, impulsada por el internet de las cosas (IoT).

Como tecnología IoT está creciendo rápidamente, permitiendo que cada vez más objetos cotidianos se conecten, lo cual proporciona a las personas, empresas y organizaciones acceso a inmensos bancos de datos que pueden ayudarles a funcionar más eficazmente. Una cantidad creciente de productos se están conectando; desde artículos de consumo como cepillos de dientes, coches y neveras hasta equipos y maquinaria de fabricación empleados en muchas industrias.

Todos pueden estar equipados con sensores que transmiten datos vitales sobre el uso, las operaciones, los diagnósticos de averías, la etapa de la vida del producto, los requisitos de mejora, la ubicación y demás.

El crecimiento del uso de IoT ha creado un ecosistema con una amplia variedad de opciones de conectividad. Esto puede ser un campo de minas para la empresa que sea nueva en la conectividad de IoT y esté preocupada principalmente por los factores clave del coste de la propiedad y la calidad del servicio.

Por tanto la cuestión sigue siendo, ¿qué tecnología de conectividad debería usar y con qué fin?

Opciones de conectividad de área amplia

Hoy, IoT depende mucho de tecnologías de corto alcance, tales como wifi, Zigbee y Bluetooth. Sin embargo, es la conectividad de IoT inalámbrica en áreas más amplias, normalmente varios kilómetros, lo que está estimulando el crecimiento del mercado. Hay dos tipos de tecnologías de conectividad de IoT de área amplia.

IoT por un espectro sin licencia

El “espectro sin licencia” utiliza señales de radio para enviar los datos. Las dos tecnologías principales que se conectan de esta manera son Sigfox y LoRa.

Ya que un espectro sin licencia está abierto a todos, y no hay reglas de funcionamiento ni estandarización, la transmisión de datos es vulnerable a la interferencia de otras señales de radio transmitidas utilizando los mismos bloques de espectro sin licencia.

Además, solo son compatibles con un pequeña cantidad de proveedores y no permiten roaming con facilidad a través de las fronteras de los países. Esto es una enorme limitación si su aplicación de IoT es algo que necesite moverse internacionalmente como la logística o la gestión de flotas, pero si monitoriza elementos estáticos como carreteras, condiciones medioambientales o cámaras de vigilancia que son estáticas en cuanto a su ubicación, esto podría estar bien para su uso.

Tecnologías de conectividad estandarizada

La conectividad móvil estandarizada utiliza el espectro con licencia que pertenece a operadores de telecomunicaciones; llamamos a esto “IoT móvil”. Los dispositivos IoT son compatibles utilizando conectividad de datos 2G, 3G y 4G, así como SMS y voz. Hay tres estándares distintos que se centran en IoT específicamente que se están lanzando al mercado en la actualidad: NB-IoT, LTE-M y EC-GSM-IoT.

Podría decirse que son las opciones de conectividad móvil las que durarán porque están integradas en una infraestructura a “nivel de operador” establecida que ha estado atendiendo a la industria del móvil durante décadas. Las tecnologías específicas de IoT también están diseñadas para proporcionar conectividad en lugares antiguamente difíciles de llegar, tales como sótanos y bien dentro de los edificios.

Crucialmente, ya que casi todas las partes están cubiertas por una red móvil, las tecnologías de conectividad estandarizada abrieron la posibilidad de conectar cosas que son característicamente móviles. Los vehículos, elementos portátiles y otros recursos móviles son capaces de seguir conectados dondequiera que se usen.

Beneficios de la eSIM reprogramable

Los avances recientes en la tecnología de SIM reprogramable (eSIM) permiten ahora más la expansión del IoT móvil. La especificación de SIM integrada de GSMA proporciona un mecanismo estandarizado para el aprovisionamiento y gestión remotos de cualquier conexión máquina a máquina (M2M).

En otras palabras, las SIM programables permiten que los fabricantes integren una tarjeta SIM en un dispositivo, aparato, máquina o vehículo, entonces se puede aprovisionar por el aire para que trabaje con una red de operador móvil específico.

Es mas, el ecosistema M2M estaría maniatado si cada SIM estuviera asociada solamente con un operador de red. Se deduce que la tecnología eSIM se ha desarrollado necesariamente como una opción independiente del operador.

Y cuando se suministra la eSIM por parte del agregador de redes, la aplicación de IoT se beneficia de un solo punto de entrada en una red global establecida de operadores móviles. No hay necesidad para tarjetas SIM individuales y acuerdos de operador en cada país en el que el dispositivo conectado funcione, ya que el agregador de redes gestionará esas asociaciones. Esto elimina muchos problemas al implementar una solución de IoT que cruza fronteras, el transporte y la logística son buenos ejemplos.

Además, se pueden controlar los costes porque la conectividad se puede cobrar según el uso, más que en tarifas de datos contratadas. A su vez, esto permite que los usuarios ganen una mejora en la rentabilidad (importante para mitigar el precio del roaming) y les permite acceso a una selección de opciones de conectividad.

Tomemos el coche conectado, por ejemplo. Sencillamente no es factible esperar que un fabricante de coches negocie acuerdos de operador en todos los países a los que exporte y entonces coloque una SIM individual según ese país y ese contrato de operador. Las eSIM reprogramables a través de los agregadores de redes vuelven a poner el control en manos del fabricante porque le permite el mejor precio posible y cobertura de red como un rasgo dinámico que cambia según donde esté el vehículo.

De muchas maneras, las SIM reprogramables son las rampas de acceso para el IoT móvil, permitiendo nuevos modelos comerciales en múltiples áreas de servicios y fabricación que tienen sentido implícitamente porque ayudan a optimizar estos servicios y reducen los costes.

El futuro de IoT

Los expertos del sector están seguros acerca de las posibilidades futuras para el IoT móvil porque ofrece una arquitectura segura, estandarizada, abierta y común. Ericsson prevé que habrá 1.500 millones de dispositivos IoT conectados a móviles en 2022, superando los aproximadamente unos 400 millones a finales de 2016. De manera similar, Machina Research anticipa que las conexiones de IoT móvil aumentarán a 2.200 millones en 2025.

Aunque algunas empresas seguirán empleando una conectividad específica de una aplicación basada en la tecnología que esté integrada para trabajar en el espectro sin licencia, muchas querrán emplear las economía de escala e interoperabilidad asociadas con los servicios basados en estándares. Las opciones de conectividad disponibles se prestarán naturalmente a casos de uso concreto, por tanto el implementador de IoT es el que elige la conectividad más adecuada para sus necesidades.

Para obtener más detalles sobre el ecosistema de IoT, estándares técnicos y opciones de conectividad, CLX ha publicado recientemente un libro blanco junto con Mobile World Live. Titulado Internet de las cosas Things: Last Mile Connectivity Options Explained (Internet de las Cosas: las opciones de conectividad del último tramo explicadas), el libro utiliza los conocimientos de analistas y los datos del mercado como guía empresarial de lo que viene en IoT.

Autor: Jon Campbell, Director de Mensajería e IoT en CLX Communications

Signup for Blog Updates